FEDISAL Y USAID PRESENTAN CAUSAS SOBRE EL DESEMPLEO JUVENIL EN EL SALVADOR

2019-11-28T10:18:35+00:00 By |

USAID El Salvador y FEDISAL a través del Proyecto Educación para la Niñez y Juventud (ECYP), han analizado el Mercado laboral en El Salvador a través de un estudio sobre las condiciones de inserción de una población mayoritariamente joven, y las transiciones que experimentan de la escuela al trabajo. Las transiciones de la escuela al trabajo para los jóvenes en El Salvador son difíciles en determinados escenarios. A nivel de bachillerato, como a escala total, las mujeres se enfrentan al contexto de mayor dificultad. Esta diferencia debe tratarse con mucho interés, pues hace referencia al 52.2% de los jóvenes en edades de 15 a 29 años.

Otro de los factores que determina la culminación de la transición al mercado laboral es la pertenencia a hogares de ingresos bajos. Los jóvenes en pobreza relativa y extrema experimentan grandes dificultades de inserción a un trabajo satisfactorio y permanente, esta es la realidad de más del 50% de los jóvenes en estas condiciones. El estudio también menciona que los jóvenes en nivel de bachillerato que han completado la transición, el 61.6% son asalariados en un trabajo estable y expresan satisfacción. A pesar de que la metodología de cálculo no deduce cuál de las formas de transición completa es mejor, a este nivel de educación muchos jóvenes inician su camino hacia la transición.

En el mejor de los casos, a nivel de bachillerato lo recomendable sería crear programas que combinen el proceso educativo con formación para el trabajo, pasantías y orientación vocacional (CEPAL, 2017), de esta manera se facilitaría la inserción al mercado laboral sin desvincularse de la calidad y permanencia en las escuelas. Promover la finalización de bachillerato es tan importante como elevar la matrícula a este nivel.

Entre algunas de las soluciones para reducir la brecha entre los jóvenes para su completa transición hacia el mercado laboral, se puede resaltar la implementación de políticas educativas que disminuyan el riesgo de abandono escolar. El desarrollo de programas de permanencia y finalización en las escuelas, promover habilidades para la vida que desarrollen competencias y actitudes con enfoque de igualdad de derechos para hombres y mujeres para incentivar un proceso de disminución de brechas, y de esta forma elevar los grados de escolaridad y facilitar las transiciones exitosas al mercado laboral.

   

Durante el evento de presentación del estudio, se realizó un panel de discusión, en el que participaron los ponentes: Javier Steiner, Presidente de la CAMARASAL; Oscar Melara, Director del INTI; y Héctor Quiteño, Director Ejecutivo de FEDISAL. En el panel de discusión se habló acerca de los pasos que se tienen que dar para que los bachilleres técnicos se conecten con la empresa privada, y de cuál es el nivel de prioridad que los jóvenes tienen ante las exigencias del mercado laboral.

Además, se discutieron los factores que intervienen en la transición de la escuela al trabajo en los jóvenes bachilleres y de las diferentes brechas y condiciones que existen que provocan que los jóvenes abandonen la escuela y tengan menos oportunidades de insertarse en el mercado laboral.

Leave A Comment